La Fundación Luena anuncia asociación con Fundación Pilares

La Luena Foundation anuncia su asociación con la Fundación Pilares, una organización argentina sin fines de lucro que fue fundada en 2008 con el objetivo que trabaja junto a familias que viven en las villas y asentamientos precarios de la Ciudad de Buenos Aires buscando promover su desarrollo integral a través de 5 áreas: educación, salud, trabajo, vivienda y previsión.

Son las 10:00 de un martes nublado y estamos respirando rápido en un esfuerzo por mantenernos con nuestra guía mientras ella corre por uno de los pasillos estrechos que atraviesan el corazón de Villa 1-11-14. Ella es local y se nota; ni siquiera Google Maps puede descifrar la red de callejones interconectados y calles sin marcar donde viven más de 70,000 residentes de Buenos Aires, pero ella sabe exactamente dónde encontrar a quién estamos buscando. Estamos acompañando la coordinadora y trabajadora social del Centro de Primer Infancia (CPI) “Floreciendo”, un jardín infantil que brinda atención diaria y gratuita a más de 150 niños locales de la villa. Están haciendo sus recorridos por el barrio hoy en un esfuerzo por localizar a un alumno ausente. Flor, la trabajadora social, explica que la mayoría de las familias con las que trabajan enfrentan circunstancias económicas extraordinariamente desafiantes como resultado de la pobreza que enfrentan en su vida diaria, algo que a menudo requiere investigación y apoyo adicional. “Creo que el tiempo extra que dedicamos es una de las cosas que nos define en Pilares. Es importante que estas familias sepan que estamos aquí para ellos; que sus hijos siempre tienen un lugar donde pueden aprender y crecer”.

Una infancia sin barreras

En primer lugar, la Fundación Pilares se enfoca en restaurar y defender los derechos básicos que garantizan el acceso de un niño a una atención médica, educación, inclusión social, protección contra la violencia y un “buen comienzo” general en la vida. Mediante la implementación de cuatro programas sociales fundamentales, la fundación asiste a casi 1,077 familias en dos de las villas más grandes y más densamente pobladas de Buenos Aires: Villa 21-24 (Barracas) y Villa 1-11-14 (Bajo Flores).

Centros de Primer Infancia “Floreciendo” y “Pilarcitos”

A través de la implementación de sus dos CPI (Centros de Primer Infancia), Pilares proporciona acceso gratuito a educación temprana de alta calidad a más de 275 niños locales entre las edades de 1-5 años. Ambos CPI brindan atención integral y apoyo de un equipo interdisciplinario de profesionales, junto con tres comidas al día. Es importante destacar que los centros brindan una oportunidad vital para que los padres vayan a trabajar mientras se cuidan a sus hijos.

Centro CONIN Barracas

De los 3 millones de niños de 0 a 4 años que viven en Argentina, casi el 50% vive actualmente en una situación de pobreza y vulnerabilidad social. Vivir la primera infancia en este contexto no solo pone en peligro sus derechos fundamentales, sino también sus posibilidades futuras para desarrollar todo su potencial.

Pilares cree que es en estos primeros años de vida que se produce el mayor desarrollo físico, emocional e intelectual de una persona y se origina su capacidad de aprender. Siguiendo esta filosofía, en 2013, Pilares estableció el primer y único Centro CONIN en la Capital de Buenos Aires, que trabaja en la prevención de la desnutrición infantil y la promoción del desarrollo integral desde el embarazo hasta la primera infancia. Nueve profesionales dedicados (incluidos un nutricionista, dos pediatras, un terapeuta ocupacional, un trabajador social y un psicopedagogo, entre otros), trabajan con madres locales y sus hijos de 0 a 5 años de edad, ofreciendo atención nutricional, visitas pediátricas, talleres de estimulación temprana y actividades sociales. También se imparten talleres de cocina y charlas educativas orientadas a la salud para las madres mientras los niños permanecen en la sala de juegos del centro.

“Todos los niñas y niños nacen con el mismo derecho inalienable a gozar de una vida saludable, de una educación de calidad, de una infancia segura y protegida; en suma, de todas las oportunidades básicas que se traducen en una vida adulta plena. La capacidad de aprender de una persona y su actitud hacia el aprendizaje se originan en sus primeros años. Un contexto estimulante y receptivo puede poner al niño en el camino del descubrimiento, de la apertura al mundo exterior y de la capacidad de integrar informaciones.”

Fundación Pilares

Programa Haciendo Lupa

Quizás lo más interesante es el programa de alfabetización móvil de Pilares, Haciendo Lupa, cuyo objetivo principal es promover el desarrollo del lenguaje y la alfabetización previa durante la primera infancia. Varios estudios han detectado una correlación entre la falta de pre-alfabetización en la primera infancia con la alta tasa de deserción que ocurre entre los estudiantes argentinos entre la primaria y secundaria. Muchas de las familias que viven en las villas de Buenos Aires están compuestas por inmigrantes de primera y segunda generación de países vecinos como Paraguay y Bolivia, donde a veces se hablan lenguas indígenas (guaraní, quechua, aymara) en el hogar. A través de una teoría de “apropiación del lenguaje a través del juego”, Haciendo Lupa trabaja con más de 200 niños en todos los programas centrales de Pilares (Pilarcitos, Floreciendo, CONIN Barracas), además de otros dos centros en Villa 21-24. Un equipo dedicado de cinco profesionales ayuda a proporcionar herramientas que promueven la autoexpresión de un niño a una edad temprana para que puedan comenzar mejor en la escuela y continuar en un ambiente de aprendizaje exitoso.

En la Fundación Luena compartimos la creencia de la Fundación Pilares de que “todos los días es una oportunidad para que los niños exploren, aprendan y descubran todo el potencial que tienen. Creer en ellos es el primer paso para que vivan una infancia sin barreras”.

Emily

Founder

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *